miércoles, marzo 02, 2011

Conducción nocturna.
Resumen de las ideas de este blog, en   http://miguelvalle.com/trafico/

Estos días en que todo el mundo habla del ahorro energético, raíz justificativa del límite de 110 en vez de 120 Km/h, quiero aportar un punto del que no he oído hablar nunca y quizás sea interesante analizarlo. Me refiero a la conducción nocturna.

Hace unos días el ministro de Industria, Miguel Sebastián, insinuó que se podrían rebajar las luces en las autovías y autopistas para reducir el gasto. De inmediasto surgieron muchas voces contra esa sugerencia y el Ministro, en el acto, cambió de idea alegando que lo que él proponía sólo era cambiar las luces actuales por otras, tipo LEDS, de menor consumo.

Esas voces escatológicas hicieron temblar al ministro y cambió de idea. En mi opinión, el señor Ministro tenía razón. Yo le apoyaría fielmente en su proposición de limitar esas luces. Aún más, yo eliminaría por completo todas las farolas en autopistas y autovías y carreteras secundarias que tuvieran como único objeto el favorecer la circulación nocturna.

Las razones en las que me fundo son estás:

- Si pretendemos circular de noche como si fuera de día, estamos cometiendo un error que va contra la naturaleza misma de las cosas. La noche es para dormir y no para ir lanzados ni a 120 ni a 110. Si alguien, por necesidad, tiene que conducir de noche, por pura lógica, sabrá que tiene que tomar más precauciones.

- Esas voces escatológicas, que declaman muertos en la penumbra, no tienen ningún fundamento. El que tenga un accidente por confundir la noche con el día, necesita más y mejor formación vial y menos farolas.

- El mismo sistema de tráfico tiene un error de bulto en la misma señalización. Ahora que van a modificar tantas señales, podían, de paso, colocar dos círculos rojos en vez de uno. El de arriba indicaría el límite de velocidad diurna y el de abajo, la nocturna, que sería como mínimo, un 30% menor. Así 120 -90----- 100-70 etc.

- Parece una locura que los actuales límites sean igual de válidos para el día que para la noche. Claro, por eso quieren tanta iluminación. Pero sigue siendo una aberración.

- Todo nos parece poco. En nuestra sociedad de consumo, todo tiene que estar a nuestros pies, a nuestra inmediata satisfacción. Y si no es así, se inventan razones para que lo sea. Y si nuestras razones no son válidas, llamamos al abogado de turno para que exhiba ante el juez nuestra ardua petición. Y si no, que pague el seguro.

- Vivimos la era del ‘refalfiu’ (en bable, hastío causado por la abundancia). Ahora que llega la crisis, a ver si nos dejamos de tanta cantinela, y nos enfrentamos con la exigente realidad de la vida. Y la vida no está hecha de farolas artificiales.

- Y si tenemos que conducir de noche, pidamos que pinten bien la línea del centro y las laterales. Revisemos las luces de nuestro coche y avancemos sin más peticiones de niño consentido. Y además hay muchísimos tramos de autovías sin iluminar, ¿acaso no podemos circular por allí? Es que hay muchos accidentes…No lo creo. Y si esto fuera verdad, repito, es más cuestión de educación que de iluminación.
-----------

PD. La sustitución por LEDS propuesta por el ministro Sebastián parece que tiene, además, sus inconvenientes. Eso es lo que se deduce de  NOTA INFORMATIVA SOBRE LAS LÁMPARAS LED DE ALTA POTENCIA PARA ALUMBRADO EXTERIOR, CON MOTIVO DEL ANUNCIO DEL GOBIERNO CENTRAL DE UN PLAN DE EFICIENCIA ENERGÉTICA QUE COMPORTARÍA SU USO GENERALIZADO, enviada por Cel Fosc, Asociación contra la Contaminación Lumínica a los distintos medios. Se puede leer aquí.
------------

Deja tu opinión en el   Libro de visitas.  Gracias

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal