martes, marzo 15, 2011

TRÁFICO FLUIDO 3. LABORES DE INFRAESTRUCTURA

Resumen de las ideas de este blog de tráfico, en   http://miguelvalle.com/trafico/


1.- Colocar un chip en todos los semáforos para poner ámbar también antes del verde. Ello facilitaría la fluidez al cambiar el semáforo: todos estarían preparados para salir de inmediato. Ello avisaría de que a nadie se le ocurra pasar el rojo porque ya casi salen los de la calle perpendicular. Ello haría ganar mucho tiempo en las ciudades. Ello relajaría al conductor que actualmente se desespera viendo cómo muchos otros echan la siesta delante del semáforo.
2.- Colocar los semáforos después del paso de peatones. Ello facilitaría la visión de los mismos y se ahorraría mucho dinero, el que cuesta la incrustación en el poste de esos semáforos pequeñitos a media altura. Tal cambio supone un pequeño gasto a nivel de ciudad. Pero vale la pena.

3.- No gastar tanto en la pintura de los pasos, que además es peligrosa por lo resbaladiza al humedecer. Con unas simples rayas en zig-zag sería suficiente. Estamos todavía en la idea de que los conductores son tontos y que van a arremeter contra los peatones. Mentira. Lo que sí interesaría también es educar al peatón para que sea galante con el conductor y pase rápido

4.- Regular los semáforos secundarios para que estén en rojo el tiempo justo necesario para que pase una persona normal y que luego se pongan con intermitencias un tiempo razonable para que los vehículos puedan ir pasando, si no vienen peatones más lentos. Esto es aplicable también a los semáforos con el botón de ‘Pulsar’ para el peatón.

5.- En la ciudad eliminar el mayor número de semáforos que se pueda y sustituirlos por rotondas, que a veces pueden reducirse a un simple cesto, una simple jardinera, en el centro de la confluencia.

6.- Abolición inmediata de la literatura en los paneles informativos, sobre todo en autovías y autopistas. Menos paja desorientadora y más grano. Ejemplo: MUCHA ATENCIÓN –CON NIEBLA –MANTENGA LA DISTANCIA DE SEGURIDAD.  O aquella otra necedad ‘invernal’: ATENCIÓN – MAQUINARIA INVERNAL – TRABAJANDO. (Y a mí ¿ qué me importa que sea ‘invernal’?, y que trabaje o no, a mí, qué mas me da. ¿Qué información me aporta ello, que no sea el perturbar mi atención al volante? ¿No sobraría con un simple ‘MAQUINARIA’?).

Primero, muchas des esas redacciones  son  incorrectas, o, como mínimo, redundantes. Segundo, el que lea eso, a 120 k/h, puede irse contra el guarda rail. Tercero, un icono pertinente o la simple palabra ‘VIENTO’ ya sobra. Y si quieren, pongan las palabras VIENTO – VENT - WIND, una debajo de la otra. Con ello, un castellano hablante sabrá que sólo debe leer la primera palabra, un francófono sólo leerá la segunda y el anglófono, sólo la tercera. Si esas palabras las destacamos con un color ámbar o rojo, según sea la intensidad del fenómeno emergente, habremos hecho un gran favor a todos los conductores españoles, y los extranjeros pensarán que esa es una información inteligente.

VIENTO   VIENTO    

VENT VENT

WIND    WIND
Véase una explilcación más detallada aquí
7.- Adecuación de las señales.

- No todas las travesías de las poblaciones de una misma carretera se pueden etiquetar de oficio con el mismo límite de velocidad. No todas son de 50. Unas piden 50, otras sobraría con 70 y otras tendrían que ser de 30 Km./h. Lo mismo puede decirse de las distintas curvas en una ruta. Si las señales no se ajustan a la realidad, su valor informativo será perjudicial o cuando menos, nulo, para el conductor.

- Otras señales en un vial principal, de 90 Km./h, de repente se rebajan a 50 Km./h. La razón es que, unos metros más adelante, se halla la entrada y salida de una vía muy secundaria por la que apenas pasan unas decenas de vehículos cada día. No entiendo por qué malentendido partimos del supuesto de que todo el que va a salir de allí se va cruzar en nuestro camino. Y eso es falso. Incluso el más tonto que salga de allí sabe que va a salir a una ruta principal.

Admitamos una reducción, si tal salida se halla en un lugar sin visibilidad, pero si es visible, o dejamos los 90, o, como mucho, rebajemos a 80.

El agente superior regulador de las ideas madre de tráfico podría tranquilizar su conciencia, desasosegada por la eliminación de esos límites ilógicos, con una mayor formación vial inculcando en el conductor la obligatoriedad de analizar muy bien la situación antes de acceder a una vía principal.

- Adecuar señales a veces conlleva la eliminación de muchas de ellas. Se podrían acortar los gastos de señalización eliminando señales redundantes. ¿Por qué se duplican las señales verticales si ya está anunciada su información horizontalmente? Si ya tengo la raya continua, que todo conductor puede intuir cuando pierde la visibilidad hacia delante, y que ve perfectamente, pues su vista va centrada en la línea que seguirá el vehículo, ¿a qué viene aquel disco superfluo de ‘prohibido adelantar’? Ese disco sobra. Pero no sobra el disco de ‘fin de prohibición de adelantar’. Ese disco está muy bien, pues, en una curva, nadie debiera intentar mirar por la izquierda del vehículo que nos precede; se debe mirar por la derecha para ver si alguien viene después de la curva. Y si en ese escudriño, veo la señal de fin de prohibición, se comenzará a acelerar y asomarse por la izquierda para adelantar, si no aparece nadie en ese momento posterior.

Todas estas observaciones pueden también formar parte de la educación vial.

8.- Los arcenes debieran ser utilizados esporádicamente por conductores de coches pequeños (no camiones ni furgonetas) que traen caravanas de varios vehículos detrás. Una salida y avance lento por el arcén de tales coches, favorecería mucho la seguridad vial.

9.-  Los radares deben concebirse para prevenir accidentes y no para recaudar. Debieran ponerse fundamentalmente en puntos peligrosos, en los puntos negros. Algunos, pocos, pueden dejarse en las rectas, debidamente señalizados y acaso alguno sin señalizar. Esto sí que puede disminuir muchos accidentes, por dos razones:

La primera, porque todo el mundo frenará antes de llegar a esos puntos negros y pasará sin problema.

La segunda y muy importante, muy, muy importante es que de esa forma el conductor se sentirá más libre al volante. Esa libertad le redimirá de una constante presión interior que minimiza sus reflejos. Esa presión interior es el constante miedo a la multa. Y con miedo se conduce mal.

10.- En esta lista de infraestructuras menores quiero incluir un punto de superestructura. Me refiero a los agentes de tráfico. Ellos son la superestructura que en cierto modo cohesiona todas la infraestructuras. Ellos son los que siguen más de cerca todos los detalles del tráfico. Ellos debieran ser los ángeles y no los demonios de la carretera.

Muy sencillo. Es cuestión de educarlos en la fortaleza, pero también en la epiqueya, de la ley. Que no se utilicen como simples agentes recaudadores de multas sino como favorecedores del buen tráfico.

Las disposiciones concretas del código de circulación deben aplicarse por principio. Pero a veces admiten cierta interpretación. El agente debiera ser orientado para que sepa interpretar sabiamente muchas disposiciones. Y si es posible aplicar la interpretación benigna. Ejemplo: has pisado dos metros de la raya continua que anuncia una curva sin visibilidad. En mayo no hay visibilidad debido a la vegetación, en diciembre sí hay visibilidad, pues ha caído la hoja. Y la raya continua sigue allí. El agente puede interpretar el contexto y operar en consecuencia y no atenerse al pie de la letra de la disposición.

Y que no pare siempre al conductor para sancionarlo. Que el conductor sepa que el agente que lo va a parar puede que lo multe o puede que no. Eliminaríamos así ese temor inevitable al ‘diablo de la ruta’.

Y para que el agente no sea un mero recaudador, yo incluso propondría que se pusiera un pequeño impuesto a los vehículos, que supliera parte de la recaudación por multas excesivas. Podría justificarse como ‘Remuneración por extra de riesgo de los agentes de tráfico’. O inventarse cualquier otro impuesto pertinente al caso, pero no machacar al conductor, engañándolo además con falsas doctrinas.

 
Deja tu opinión en el   Libro de visitas.  Gracias

Etiquetas: , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal